Sopa de calabaza


El otro día llegó a clase este libro: Sopa de calabaza, de la editorial Juventud e ilustrado por Helen Cooper


Se trata de una obra cálida y exquisita donde tres personajes, un gato, un pato y una ardilla comparten la vida y una afición: la sopa de calabaza. 

Las ilustraciones son un abrazo para la vista, tanto, que cuesta un disgusto que acabe el libro. Sería un placer poderse acomodar en esa casita del bosque que comparten entre los tres. 

Sin embargo, aparecen los problemas cuando uno de ellos no acepta la responsabilidad que le toca y envidia la tarea de los demás. Pronto se rompe la convivencia pacífica y feliz y el libro nos llevará por los senderos de la angustia que supone perder un amigo por cuestiones banales y sin importancia. 

Si en mitad del cuento se os ocurre preguntar qué habrá pasado con el personaje desaparecido, niños y niñas tienen muy claro que le puede haber ocurrido montones de desgracias y las cuentan preocupados, mientras dan rienda a su imaginación para tratar de resolver el problema de cómo hacer volver al amigo perdido. 

Lo mejor, claro está, en las historias de amistades rotas, es la reconciliación y el grupo se siente muy aliviado con ella. 

Es una historia magnífica sobre el trabajo en equipo y la importancia de cada miembro que lo forma. Me pareció que este libro nos podía ayudar a ir gestando la cohesión grupal y para trabajar el respeto por el trabajo de los demás. En esta ocasión y con ese objetivo, la estrategia que deseaba entrenar era la de establecer conexiones del texto con la vida propia: ¿has sentido a veces que querrías hacer lo que hacen otras personas?, ¿has discutido con un amigo o una amiga y lo has echado de menos?  y cuando los dejas hablar libremente ellos van respondiendo otras preguntas no menos interesantes sobre su experiencia vital relacionada con este libro.




0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 

De libros y plumas Copyright © 2012 Design by Antonia Sundrani Vinte e poucos